Cromo 6. Barbarian

Bullet  Cromo número: 6
Bullet  Cromo estático
Bullet  Contiene audio
Bullet  Contiene video

Cromo Barbarian

Barbarian: The Ultimate Warrior es un videojuego de lucha que admite uno o dos jugadores. Los jugadores asumen los roles de bárbaros armados con espadas, que luchan en lugares como un claro del bosque y un "foso de combate". El modo cabeza a cabeza del juego permite a un jugador luchar contra otro o la computadora en partidos de tiempo limitado. También presenta un modo historia para un jugador, que comprende una serie de desafíos relacionados con la trama.

Usando joysticks o el teclado, los jugadores mueven a sus personajes por la arena, saltan para esquivar golpes bajos y ruedan para esquivar o tropezar al adversario. Al mantener presionado el botón de disparo y mover el controlador, los jugadores dirigen a los bárbaros a patear, golpear con la cabeza o atacar con sus espadas. Cada bárbaro tiene 12 puntos de vitalidad, que se representan como 6 círculos en las esquinas superiores de la interfaz. Un ataque exitoso contra un bárbaro le quita uno de sus puntos de vitalidad (medio círculo). El personaje muere cuando sus puntos de vitalidad se reducen a cero. Alternativamente, un golpe oportuno en el cuello decapita al bárbaro, matándolo instantáneamente, ante lo cual un goblin ingresa en la arena, patea fuera la cabeza y arrastra el cadáver para sacarlo de la arena.

Si los jugadores no ingresan ningún comando por un tiempo, el juego intenta una acción autorreferenciada para atraer su atención: los bárbaros se giran para mirar hacia los jugadores, se encogen de hombros. El videojuego otorga puntos por ataques exitosos; cuanto más complejo sea el movimiento, mayor será el puntaje otorgado. Un tablero de puntuación muestra los puntos más altos logrados en el videojuego.

Más cromos de esta colección


Colección Lo mejor de Amstrad CPC

¿Os acordáis de la época en que para poder jugar a un videojuego tenías que esperar 10 minutos a que se cargara? Y rezando al santo de los bits para que no se colgara y tener que volver a empezar. La banda sonora de los videojuegos de nuestra infancia nos la puso los juegos de Amstrad y esos pitidos ensordeceros salidos del infierno, ahora recordados con cariño, eran el telón de presentación de nuetro juego favorito. Netcrom quiere hacerte revivir esos momentos y dar un sentido homenaje con esta colección de cromos a esos juegos. No te hace falta ningún casette y tampoco los veras en diferentes tonalidades de verde, con Netcrom tendrás a todo color los juegos clásicos de siempre.
Ver colección